domingo, 7 de enero de 2018

Fragmento: Sobre la buena voluntad, la razón y el instinto (Immanuel Kant)

El siguiente fragmento pertenece al primer capítulo de la Fundamentación de la Metafísica de las Costumbres, obra filosófica del filósofo prusiano en lengua alemana Immanuel Kant publicada en 1785. En ella, Immanuel Kant, nacido el 22 de abril de 1724 y fallecido el 12 de febrero de 1804, diserta acerca de la moral. El filósofo español Manuel García Morente tradujo esta obra en 1921, en cuyo prólogo nos dice:
 
«La preocupación por los problemas morales es, en Kant, fundamental. Incluso se ha dicho que toda su filosofía teórica es una mera preparación para la filosofía práctica; lo cual, en cierto modo, es verdad, puesto que la crítica limita las facultades metafísicas de la especulación teórica, precisamente para abrir camino a la práctica, y en Kant la religión se funda en la moral y no la moral en la religión».
 
Retrato de Immanuel Kant
Immanuel Kant

viernes, 5 de enero de 2018

Elogio y crítica del humor negro

El humor siempre me ha parecido una maravillosamente obscena herramienta de verdad. En el caso del humor negro, más todavía, porque nos permite desafiar con retórica afilada todo aquello que nos somete: es una cuchillada de luz en el vientre de la oscuridad. Sin embargo, me parece que al hablar de humor negro conviene hacer unas ciertas aclaraciones, dado que lo a mí me interesa y lo que entiendo por humor negro no representa, en la actualidad, lo que se entiende popularmente por humor negro. No sé bien en qué momento se retorció, cuándo logró el sistema apropiarse por entero del humor negro.  O si acaso hubo verdaderamente una época pura a este respecto; quizá no, y el debate sea nuevo, surgido de nuevas sensibilidades; tal vez sólo recordemos el humor transgresor, razón por la cual puede haber sobrevivido ante sus competidores: porque todavía es capaz de sugerirnos diferentes libertades. –El sistema capitalista se caracteriza por su enorme capacidad de fagocitación, de manera que no habríamos de sorprendernos por esta transformación: opera con el humor como opera con todo: transformando material explosivo en material de merchandising–. Desde Swift, Poe, Lautreamont, Bierce, Oscar Wilde, de Quincey, Highsmith,  Kharms, Beckett, Saki o Sade el humor negro venía siendo una forma de humor contestatario, subversivo, transgresor que, incluso cuando no lo parecía, era siempre vertical, humor hacia arriba, no hacia abajo. Un ejemplo evidente es el de la picaresca, con la novela La vida de Lazarillo de Tormes, como sustento fundamental. Veamos algunos ejemplos más.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Fragmento: El cuaderno rojo (Benjamin Constant)

El cuaderno rojo es un breve libro de memorias del escritor francés de origen suizo Benjamin Constant, nacido en 1767 y muerto en 1830. Escrito en 1807, esta novela autobiográfica es un escéptico, mordaz, espontáneo y agudo recorrido por la infancia y la juventud de su autor, que se nos muestra como un adolescente voluble, caprichoso y melodramático. Benjamin Constant fue, además de escritor, político y filósofo. Además, y como detalle amarillista, estuvo enredado sentimentalmente con la filósofa Madame de Staël, con quien se exilió en Alemania tras tomar Napoleón el poder y a quien dedicó una obra, Adolphe.

Retrato de Benjamin Constant
Benjamin Constant
 

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Fragmento: Microcosmos (Lynn Margulis y Dorion Sagan)

Microcosmos es un ensayo científico escrito en 1986 por la bióloga Lynn Margulis y su hijo el periodista Dorion Sagan. Margulis, conocida por la teoría endosimbiótica y sus afiladas críticas a la síntesis evolutiva moderna, escribió este libro para deconstruir conceptos bipolares tales como cooperación y competencia, declarando que la evolución podía actuar mediante simbiosis, es decir, procesos sinérgicos de la unión de distintos seres que daba como resultado un ente superior a la suma de sus partes. También demuestra que el hombre no es una criatura privilegiada capaz de hacerse dueño del mundo, sino que él mismo es producto y suma de microorganismos que han modificado las condiciones de la tierra hasta hacerlas confortables –lo que se denomina como Hipótesis Gaia, y que se explica en el capítulo El holocausto de oxígeno en este mismo libro–, menoscabando la creencia de su completa individualidad. Actualmente, dicha teoría endosimbiótica, que describe el proceso mediante el cual las células eucariotas surgieron como consecuencia de sucesivas incorporaciones simbiogenéticas de diferentes células procariotas, se encuentra aceptada. Junto a su hijo Dorion Sagan, hijo del popular astrónomo Carl Sagan, escribió además El origen del sexo o Captando Genomas.
 
lynn margulis en el laboratorio
Lynn Margulis
 

martes, 14 de noviembre de 2017

Carta: Testamento de Heiligenstadt (Ludwig van Beethoven)

El Testamento de Heilegenstadt es una carta que el músico alemán Ludwig van Beethoven, nacido en 1770 y fallecido en 1827, le escribió a sus hermanos Kaspar Anton Karl y Nikolaus Johann  el 6 de octubre de 1802. Beethoven se había trasladado a  Heiligenstadt en marzo por recomendación de su médico. Beethoven, acosado por su creciente sordera que torturaba y avergonzaba y desesperado por los otros síntomas de enfermedad que tenía, le escribe esta carta a sus hermanos donde confiesa plantearse el suicidio como fuga a su vergüenza. Este documento, que escondió y nunca enseñó a nadie, fue descubierto tras su muerte en 1827.
 
File:Beethoven Hornemann.jpg
Beethoven en 1802 pintado por Christian Horneman

miércoles, 1 de noviembre de 2017

3 Fábulas de Leonardo da Vinci

Leonardo da Vinci fue un científico, filósofo y artista multidisciplinar nacido el 15 de abril de 1452 y fallecido el 2 de mayo de 1519. Hombre clásico del renacimiento, polímata y una de las figuras históricas más reconocidas por su genialidad, es autor de varias fábulas y cuentos, en una de sus innumerables facetas y de las menos reconocidas.

autorretrato de leonardo da vinci
Autorretrato de da Vinci.

viernes, 18 de agosto de 2017

Carta a un viejo amigo (Ryûnosuke Akutagawa)

Ryūnosuke Akutagawa fue un escritor japonés inscrito al neorrealismo de le época, nacido en Tokio en 1892 y fallecido el 24 de julio de 1927, tras ingerir una alta dosis de barbitúricos. Tenía sólo 35 años cuando se quitó la vida. Su obra se condensa sobre todo en cuentos grotescos, sensibles y decadentes que se desarrollan en un tiempo del Japón feudal. Dos de sus cuentos más famosos, Rashōmon y En el bosque, fueron versionados en un precioso film del cineasta japonés Akira Kurosawa con el título del primero. Sus influencias parten de los autores y filósofos occidentales, como el alemán Schopenhauer, el dramaturgo Strindberg,  franceses simbolistas como Verlaine o Baudelaire, ingleses terroríficos como Poe y rusos existencialistas como Fiodor Dostoievski; para añadirle su clásico tono limpio, metafórico y hondo más propiamente oriental. Esta nota fue escrita unos pocos días antes de su suicidio y enviada a uno de sus amigos, tras un agotamiento mental que lo había dejado angustiado y con espantosas alucinaciones que lo mantenían recluido en su cuarto y le hicieron insoportable seguir viviendo. Borges, admirado por el japonés, lo consideró un mártir de la renovación japonesa acaecida a finales del siglo XIX, cuando Japón logró convertirse en una potencia mundial a costa de su espiritualidad – decadencia irreparable que también mataría, unas décadas más tarde, a otro autor clásico japonés: Yukio Mishima. De Akutagawa, en el mismo epílogo, también diría lo siguiente: «La extravagancia y el horror están en sus páginas, pero no en el estilo, que siempre es límpido».

«Diríase que el encuentro de dos culturas es necesariamente trágico. A partir de un esfuerzo que se inició en 1868, el Japón llegó a ser una de las grandes potencias del orbe, a derrotar a Rusia y a lograr alianzas con Inglaterra y con el Tercer Reich. Esta casi milagrosa renovación exigió, como es natural, una desgarradora y dolorosa crisis espiritual; uno de los artífices y mártires de esta metamorfosis fue Akutagawa que se dio muerte el día 24 de julio de 1927». Jorge Luis Borges.

Ryûnosuke Akutagawa frente a unos manuscritos, con la mano en el mentón mirando directamente a la cámara fotográfica.
Ryûnosuke Akutagawa